PARÍS BIEN VALE UNA NEVADA

“París bien vale una Misa” según Enrique de Borbón o de Navarra y permitidme añadir: Y una buena nevada!!

Disfrutamos un fin de semana que preveíamos inolvidable en la capital francesa donde sabíamos que nos íbamos a encontrar con el desbordamiento del Río Sena y con un temporal de frío y nieve, pero nunca esperamos que estas inclemencias resultasen ser tan infinitamente románticas y para más desbordar de romanticismo, todo invitaba a participar de la festividad del Día de San Valentín.

Llegada al Aeropuerto Charles de Gaulle de París. Para ver como transcurrieron allí estos días podéis leer esta noticia:

“Una tormenta de nieve paraliza y encanta a París”

Dicen que no hay sensación igual que aquello que se pueda vivir en La Torre Eiffel, obra de Gustave Eiffel. Este monumento nació gracias a la Exposicón Universal de 1889, fecha que conmemoraba los cien años de la Revolución Francesa y su función era la de arco de entrada a la feria.

Almorzar en la terraza de este lugar en un típico restaurante parisino en “La Ciudad del Amor” a orillas del Sena y con las aceras repletas de nieve fue verdaderamente un momento indefinible. 

Aprovechando para visitar las Galerías Lafayette, París Haussman.

Con motivo del Día de los Enamorados las diferentes estancias de Galerías Lafayette lucían preciosas con sus envoltorios preparados para esta ocasión.

“EL FANTASMA DE LA OPERA” fue inspirado en la Ópera Nacional de París que se encuentra en el Palacio Garnier, un Edificio neobarroco del S. XIX.

También nos encantó realizar un paseo nocturno hasta la Île de la Cité visitando la Catedral de Notre Dame donde realizamos esta grabación.

El nombre Notre Dame significa Nuestra Señora y es una de las Catedrales góticas más antiguas del mundo. Aquí se han celebrado acontecimientos como la Coronación de Napoleón Bonaparte o la Beatificación de Juana de Arco y también se puede visitar el campanario donde vivió el Jorobado de Notre Dame entre las gárgolas.

Cerca se encuentra el Panteón, un gran edificio donde reposan, entre otros, las tumbas de la científica y Premio Nobel en Física Marie Curie, Voltaire, Victor Hugo y Alejandro Dumas el cual dio vida a “Los Tres Mosqueteros” ¡Un pour tous et tous pour un! 

Finalmente bajando la calle disfrutamos de una cena deliciosa en el Barrio Latino, que recibe este nombre porque los estudiantes que habitaban en esta zona hacían uso del latín para comunicarse entre ellos.

El Louvre, uno de los museos más visitados del mundo. Cada año acoge a más de ocho millones de visitantes y es que el mismo ya es una obra impresionante en sí mismo.

El exterior del museo visto desde el interior de la piramide de cristal más grande.

La Victoria de Samotracia es una de las obras más importantes del Louvre.

Sin duda la obra que más sensación causa es la enigmática Gioconda o Mona Lisa de Leonardo da Vinci. Este cuadro no solo es el más emblemático del museo o de la historia de Francia sino que es un icono de la pintura en general.

Soy testigo directo de que la mirada de Lisa Gherardini me perseguía y a veces me sonreía.
No os perdáis el siguiente mini vídeo donde se aprecia a la constante multitud de visitantes fotografiándose y realizando grabaciones con el afamado retrato.En el subsuelo del museo y con tanto arte coexiste un precioso centro comercial.

La Avenue Montagne, situada en el Distrito VIII de París nos ofrece la posibilidad de disfrutar de las tiendas de moda y Alta Costura más exclusivas. 

Un grupo de personas se encontraban realizando un reportaje de moda con la fachada de CHANEL como telón de fondo.

Por supuesto que en los Campos Elíseos además de contemplar el Arco del Triunfo no nos perdimos el té de jazmín con un estupendo macarrón de frambuesas en la legendaria maison LADURÉE donde fueron creados estos dulces franceses.

Que gozada el almuerzo en el mítico “Café de Flore” ubicado en el Boulevard Saint Germain des Prés. Aquí se reunieron desde 1887 personas que conforman la historia de Francia.


Montmartre, también conocido como “El Barrio de los Pintores” invita a trasladarse a un ambiente bohemio. Aquí se encuentran tiendas singulares y la Basílica del Sacré Coeur.

Estando inmersos en estos brillos recibimos el mensaje de un amigo donde hacía alusión a la mítica frase que Humphrey Bogart mencionó a Ingrid Bergman en “Casablanca”:

“París, siempre os quedará París” 

Esta imagen resume perfectamente lo vivido allí en estos días en los que la nieve todo lo cubrió, el Sena se desbordó y Cupido ayudó.

ENLACES DE INTERES:

OFICINA DE TURISMO DE PARÍS

MUSEO DEL LOUVRE

CAFÉ DE FLORE

LADURÉE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *